Accueil
Un escritor contra los reyes

SE ACABO LA CORTESIA EN EL CONGRESO DE LA LENGUA

Héctor Pavón http://www.clarin.com/

El puertoriqueño Eduardo Lalo hizo una protesta contra Felipe VI porque "negó nuestra nacionalidad". El título de la mesa parecía de lo más pacífico: Las artes del espacio y del tiempo. De ese modo un grupo de panelistas iba a dar cuenta de los lenguajes de las artes en el contexto del VII Congreso Internacional de la Lengua Española que se está desarrollando en San Juan de Puerto Rico. Ayer a la tarde se quebraron los discursos consulares para dar paso a una manifestación política por parte del escritor puertorriqueño Eduardo Lalo.

Con calma y firmeza exclamó: “Existe una continuidad entre los reyes españoles que nos negaron una universidad por cuatro siglos con el que ayer negó nuestra nacionalidad. Leo esto antes de mi ponencia como protesta por las palabras que ayer enunciaron el director del Instituto Cervantes y el Rey de España”. Un primer aplauso con media sala de pie lo acompañó.

 

El panel estaba confundido. Si bien se habían producido algunos comentarios políticos, no había habido una expresión de este tipo dentro de un panel, especialmente cuando en la mesa se encontraban los españoles Ismael Fernández de la Cuesta -musicólogo- y Juan Manuel Bonet -director del Instituto Cervantes en París y ex director del Museo Nacional Reina Sofía de Madrid. De la Cuesta, después de entonar cantos benedictinos, sólo atinó a mostrarse asombrado. Bonet, con el peso de su cargo, sólo bajó la cabeza. También participaban de la mesa el artista plástico puertorriqueño Rafael Trelles y el fotógrafo argentino Facundo de Zuviría.

 

El enojo de Lalo había circulado en la mañana cuando escribió en el diario El nuevo día su columna: Actos de barbarie. Allí explicaba cuáles eran los motivos de su malestar, surgido en la inauguración del Congreso: “Víctor García de la Concha, Director del Instituto Cervantes, hizo un épico, minucioso y autocomplaciente listado de los pasados congresos. Cuando se ocupó de éste, recalcó el hecho de que era la primera vez que no se celebraba en Hispanoamérica y destacó que fuera en un territorio que se ha empeñado en preservar el legado histórico que incluye, según él, la lengua española y los lazos de sangre. (…) En el discurso del Rey Felipe VI, se nos anuncia que está contento de visitar Estados Unidos y de descubrir un lugar donde el español 'mestizo' alterna con el inglés. Luego añadiría que éste “no es el lugar para tratar la historia de Puerto Rico”. Pues sí, Majestad y señor de la Concha, este Congreso es el lugar y la ocasión perfectos para tratar esa historia. ¿Dónde sería más pertinente y apropiado?”

 

Terminado el panel, dos asistentes le pidieron más argumentos a Lalo. Las respuestas provocaron un aplauso de la sala entera.

Post-scriptum: 
Enojado. Eduardo Lalo fue aplaudido por media sala de pie.

Pages