Accueil

Poeta ecuatoriano pide que lo llamen negro y no afrodescendiente

Poeta ecuatoriano pide que lo llamen negro y no afrodescendiente

“Yo no soy afrodescendiente, yo soy de América, nací en este continente, no me llamen afro porque yo soy negro, con mucho orgullo lo digo”, así se expresa Diógenes Cuero Caicedo, poeta, catedrático universitario, sociólogo y abogado ecuatoriano.

Nació hace 66 años en el sector del río Ónzole, ubicado en la zona norte de Esmeraldas. Cuero expresa que él es de ese tipo de poetas que se hacen con el pasar de los años. “Unos nacen poetas, yo descubrí mi vocación mucho más tarde, en la década de los 80”, recuerda.

 

Autor de cuatro libros publicados y cuatro más que están en borrador, a la espera de ser publicados, Cuero se define como un defensor de la negritud y de la cultura del pueblo negro.

 

Él se especializa en la poesía que denuncia los abusos y el grado de marginación que ha sufrido el pueblo negro durante varias décadas.

 

Admira a Barack Obama (presidente de Estados Unidos) y dice que es el presidente más poderoso del mundo y negro con mucho orgullo.

 

Cuero fue fundador de la Asociación de Norteños residentes en Esmeraldas Raíces, lo que lo involucró directamente con el proceso cultural, que lo transformó de por vida. “Ahí hicimos seis festivales internacionales de marimba que tuvieron mucha acogida, fue en esa época en que empecé a escribir y me salió mi lado poeta, mi lado crítico, mi voz de protesta hecho verso”, indica.

 

Muestra con orgullo una nota de Diario EL UNIVERSO publicada en 1996. En la sección El País aparece la nota de uno sus logros: la realización del programa gastronómico ‘El tapao más grande del mundo’.

 

Su publicación más leída se llama Tsunami, en la cual describe en versos el suceso del evento que afectó a Indonesia en el 2006. Su poesía es sencilla y emotiva, y salta de lo mitológico a las vivencias del pueblo afro.

 

“Yo hago poesía de lo que veo y de lo que no veo, puedo hablar de la guacharaca (ave propia de la zona norte), de la chautiza o del duende, la gualgura o la tunda (personajes mitológicos de su país)”, señala.

 

A Cuero le apasiona también hablar de su negritud, sobre los grandes hombres  que han marcado la historia. Habla con entusiasmo de Pelé, Lupo Quiñónez, Nelson Mandela, Barack Obama o de cualquier otro personaje.

 

“Somos negros orgullosamente, eso de afrodescendientes es como para endulzar un poco la cosa y tratar todos esos años de esclavitud a la que sometieron a los negros”, refiere. Y ese pensamiento lo traslada a uno de sus poemas.

 

Texto escrito por: Manuel Toro

Pages